top of page
  • Quiltra

Estados Unidos habló sobre sus ambiciones con La Luna

¿Vuelven los humanos a La Luna?La administración del actual presidente, Joe Biden, presentó un archivo en el que detallan los intereses del país norteamericano en torno al satélite natural, los cuales abarcan desde aspectos científicos hasta otros de carácter económico.


A principios de noviembre, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, Estados Unidos, publicó un documento que explica los objetivos del gobierno de Joe Biden en torno a próximos viajes a la Luna.


Este escrito oficial, el cual se presenta como una suerte de borrador inicial en esta materia, llega justo después de la primera misión del programa Artemis de la NASA, la cual llevó a la nave Orión a circular por los alrededores de dicho satélite natural.


Pero, ¿cuál es el propósito de Estados Unidos en la Luna?


Según un artículo de Vox en el que revisaron el archivo, los planes del país norteamericano incluyen invertir en investigación académica y cooperar con otros países, para así construir redes de comunicación en el espacio y, por consiguiente, generar más conocimientos sobre la órbita.


Asimismo, los investigadores que trabajan con el gobierno detallaron que las expediciones podrían facilitar eventuales viajes a Marte, además de generar “crecimiento económico” y “hacer realidad el liderazgo de Estados Unidos”.


Frente a este escenario, la analista de política espacial, Namrata Goswami, declaró al citado medio que “está muy claro que no se trata sólo de la investigación y la ciencia, sino también de las perspectivas económicas de La Luna”.


Y a pesar de que otros países como China y Rusia también han proclamado su interés por crear puestos de avanzada lunar, Estados Unidos es explícito al decir que, con sus planes, estiman que solo durante la próxima década se generarán más avances que los que han ocurrido desde 1957 hasta la actualidad.


Si bien, estas competencias abordan factores científicos, políticos y económicos, la cofundadora y jefa científica de Privateer Space, Moriba Jah, destacó la importancia de que también se considere la temática medioambiental.


A pesar de que los seres humanos no hemos podido asentarnos aún en la Luna, esta ya alberga basura espacial de astronautas y satélites artificiales, además de naves como la que la NASA estrelló en 2009 para estudiar posibles fuentes de agua y un cohete chino que chocó con ella en 2014.

En este sentido, la especialista destacó que “tenemos que hacer que esas cosas sean reutilizables y reciclables”, mientras que “en el caso de las que no pueden serlo, ¿cómo nos deshacemos de ellas de forma adecuada para que no causen un impacto medioambiental perjudicial?".


La respuesta a esa pregunta aún no ha sido respondida de manera eficiente por ninguno de los países que compiten en esta carrera espacial, los cuales siguen avanzando en sus planes de recorrer la órbita.


Comments


bottom of page